Estancia Jesús María

En cercanías al antiguo Camino Real al Alto Perú, se ubica la atractiva Estancia Jesuítica de Jesús María.

Fue comprada por la Compañía de Jesús en 1618, con la finalidad de sostener los establecimientos educacionales de la ciudad de Córdoba.

El trabajo de aborígenes y esclavos negros posibilitaron la producción.

Mitad monasterio y mitad factoría, los ranchos destinados a los indios y a los esclavos fueron cambiando por las construcciones de ladrillo, piedra y teja, características de la Orden. El patio central cerrado en dos costados por un claustro de dos niveles, las amplias galerías, los arcos de medio punto, cierran el estilo propio de la Compañía.

Esta estancia se caracterizó por la producción vitivinícola. hoy característica principal de la zona de Jesús María.

También se realizaban otras actividades como crianza de ganado vacuno, tejido en telares, fabricación de jabón y velas, y trabajos en la huerta.

Fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000.

VOLVER A ESTANCIAS JESUÍTICAS

VOLVER A PÁGINA PRINCIPAL

ADQUIRIR EN ALTA CALIDAD

ACERCA DE ESTAS IMÁGENES